fbpx

Estrategias de contratación en el retail: cómo encontrar y retener el mejor talento

El sector retail es bastante intenso en lo que a empleo se refiere. Genera muchos puestos de trabajo, pero también es uno de los sectores más afectados por la temporalidad y por la rotación. Ya sea por decisión de los empleadores o de los empleados, lo habitual es que quienes trabajan en este campo cambien habitualmente de empresa, aunque continúen dentro del mismo sector.

Por eso, atraer y retener el talento se ha convertido en todo un reto para las corporaciones que están dentro de este campo de actividad. Y es que, ahora, son más conscientes que nunca de lo importante que es contar con una plantilla estable y formada por personas capaces de desarrollar su labor de la manera más eficaz posible.

La gestión eficiente del capital humano se ha convertido en un componente crítico para lograr el éxito a largo plazo. Pero, ¿cómo se consigue esto? Vamos a explorar con detalle qué pueden hacer las empresas del sector retail para hallar el talento más cualificado en el mercado, y conseguir que sus empleados no deseen irse a trabajar a ningún otro lugar.

Tabla de contenidos

Los retos que plantea la retención de talento en el sector retail

La naturaleza dinámica de este sector implica importantes desafíos a la hora de atraer y retener a los empleados más talentosos. Entre ellos, destacamos los siguientes:

El nivel de rotación es alto y constante

Aunque a nivel legal se está intentando luchar contra el abuso de la temporalidad en los contratos, especialmente en ciertos sectores, el del retail es uno de los más afectados por este fenómeno, debido a la demanda estacional que tienen ciertos productos o servicios.

Las empresas no siempre necesitan el mismo volumen de empleados, por lo que el nivel de rotación es elevado. Y, en consecuencia, resulta complicado crear equipos de trabajo sólidos y comprometidos.

La competencia por el talento es cada vez más alta

Las empresas que operan en este rubro son conscientes de lo importante que es contar con empleados bien capacitados y orientados al servicio al cliente. Pero resulta que no hay muchas personas en el mercado laboral que se ajusten a este perfil.

En consecuencia, las organizaciones del sector retail compiten entre sí en el mercado por atraer a los consumidores, pero también en el mercado laboral para atraer a los empleados más talentosos.

Esto les lleva a tener que hacer ajustes en sus relaciones laborales, ofreciendo a los empleados aquello que saben que es de su interés: jornadas más flexibles, mejores retribuciones, etc.

El desarrollo y el crecimiento profesional están limitados

Muchos empleados talentosos empiezan su carrera en el sector retail y acaban abandonándolo después de un tiempo. Cuando han acumulado experiencia y desarrollado nuevas habilidades y competencias que les permiten acceder a otros empleos.

La razón de que esto suceda es que las posibilidades de crecimiento y desarrollo profesional en el campo del retail están limitadas. Las oportunidades para llegar a ocupar un puesto de mayor relevancia dentro de la organización son escasas, y esto desmotiva a los empleados. En consecuencia, no ven su presencia en la empresa como un proyecto a largo plazo.

Las condiciones laborales son complicadas

Aunque en los últimos años se han intentado hacer algunos ajustes, lo cierto es que las condiciones de trabajo en este sector continúan siendo exigentes.

Los empleados se enfrentan a jornadas de trabajo muy largas, con turnos irregulares que incluso se extienden a los fines de semana. Esto dificulta mucho la conciliación y acaba generando una sensación de cansancio que empuja a los trabajadores a buscar otro empleo con el que puedan tener una mayor calidad de vida.

La falta de reconocimiento y motivación son habituales

Acostumbrados a que en su sector el nivel de rotación es alto, y siempre hay personas dispuestas a sustituir a las que dejan su puesto, los gerentes del sector retail no han prestado demasiada atención a factores como el reconocimiento y la motivación de los miembros de la plantilla.

Sin embargo, esta es una de las principales causas de que quienes trabajan en este campo acaben abandonándolo tarde o temprano. 

Los empleados tienen la sensación de que su contribución a la empresa no es valorada, y que no se reconoce su esfuerzo. Algo que acaba actuando como detonante de la decisión de cambiar de trabajo.

La adaptación tecnológica y la capacitación no son tan frecuentes como deberían

El avance tecnológico en el sector retail es tan rápido que requiere una constante capacitación de sus empleados. No obstante, la realidad nos demuestra que la formación es escasa, lo que lleva a los empleados a sentirse obsoletos y desmotivados.

De nuevo, esa desmotivación les impulsa a buscar oportunidades en otros sectores donde se sientan más valorados y puedan progresar profesionalmente.

Claves para atraer y retener el talento en el sector retail

Queda claro que este sector tiene que afrontar importantes retos para volverse más atractivo para quienes desean desarrollar una carrera profesional. Para lograrlo, las empresas pueden tomar medidas como estas que vamos a ver a continuación.

Facilitar la conciliación laboral

La falta de conciliación es una de las principales quejas de quienes trabajan en la industria del retail. Como decíamos antes, en este sector es habitual que los horarios sean extensos y los turnos de trabajo irregulares.

Estas condiciones se convierten en una barrera a la hora de captar personas talentosas en el mercado laboral, y también para retener a los empleados. Porque nadie quiere dedicar todo su tiempo al trabajo.

La solución pasa por adoptar medidas de flexibilidad laboral que demuestran una mayor empatía hacia las necesidades personales de los empleados. Por ejemplo:

  • Horarios flexibles.
  • Teletrabajo (en los puestos en los que sea posible).
  • Políticas específicas de conciliación.

La flexibilidad mejora la satisfacción laboral de los empleados y consigue que la plantilla se sienta más contenta con su trabajo y con su empresa. La consecuencia directa es que los empleados no desean marcharse a trabajar a otro sitio y, además, la empresa mejora su reputación como empleadora, lo que le ayuda a atraer el talento a sus procesos de selección.

Establecer una cultura organizacional positiva

Las empresas del sector retail deben cambiar su cultura con respecto al empleo, y abogar por unos valores que les ayuden a mantener sus plantillas a largo plazo. No deben verse a sí mismas como un “lugar de paso” para sus empleados, sino como una entidad en la que estos pueden quedarse mucho tiempo y desarrollar su carrera profesional con plenitud.

Para eso hace falta implantar una cultura organizacional que valore factores esenciales en el sector retail como la diversidad y el trabajo en equipo, y que reconozca el esfuerzo individual. Todo ello con el objetivo de crear un ambiente de trabajo que sea saludable y motivador.

Es imprescindible conseguir que los empleados sientan que forman parte de un proyecto grande y significativo, y que su aportación es imprescindible para que la empresa avance hacia sus objetivos.

Ofrecer un entorno de trabajo seguro y saludable

Los trabajadores del sector retail están sometidos a un gran estrés físico y mental. No es fácil pasar horas y horas de pie, o atendiendo a cientos de clientes.

La seguridad y la salud laboral siempre son importantes, y en ningún caso deben descuidarse en el campo del retail. Porque hay que garantizar a la plantilla unas condiciones de trabajo idóneas, con protocolos claros de salud y de seguridad.

Por ejemplo, incrementando los tiempos de descanso dentro de la jornada, o permitiendo que los empleados roten de un puesto a otro para que no pasen todo el día haciendo lo mismo.

El compromiso de la empresa con la salud y la seguridad de su plantilla consigue que los empleados se sientan mucho más contentos y aumenta su nivel de fidelidad hacia su empleador.

En un entorno en el que el cuidado de la salud física y psicológica de los empleados se vuelve cada vez más importante, las empresas que se esfuerzan por hacerlo son mucho más valoradas en el mercado. No solo por sus empleados y los posibles candidatos a los puestos ofertados, también por la clientela.

Promover el desarrollo profesional y las oportunidades de crecimiento

Si la empresa de retail se percibe a sí misma como un lugar en el que sus empleados pueden permanecer mucho tiempo, debe brindarles la oportunidad de desarrollarse y crecer dentro de la misma.

Para ello es imprescindible contar con programas de capacitación y desarrollo. Que ayuden a los empleados a desarrollar y mejorar su habilidades, con el objetivo de poder ascender dentro de la organización.

Una empresa que ofrece oportunidades de desarrollo es una entidad que cuenta con empleados mucho más leales, porque estos saben que pueden permanecer en ella durante mucho tiempo y mejorar sus condiciones.

Abordando procesos como los que hemos visto, las empresas del sector retail consiguen construir una estrategia de atracción y retención del talento sólida y efectiva. Creando un ambiente laboral que atrae a profesionales de alta calidad y los motiva a quedarse y a contribuir con su esfuerzo y talento a que la organización alcance sus objetivos.

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.