fbpx

+57 601 5898562

+56 2 2595 2851

+52 55 4161 3942

Bienestar del empleado: estrategias para mitigar el estrés laboral a través de la tecnología

A principios de 2023, analizábamos las tendencias en materia de Recursos Humanos para ese año, y señalábamos entre ellas la preocupación y el cuidado de la salud mental de los empleados. Al empezar este año y analizar las tendencias, de nuevo volvían a destacar dos factores de los que ya habíamos escuchado hablar con anterioridad: el bienestar mental de los trabajadores y el uso de la tecnología a diferentes niveles. Y, aunque parecen dos cuestiones diferentes, lo cierto es que están estrechamente relacionadas. 

Con frecuencia, hablamos de la tecnología como una herramienta que está cambiando la forma de trabajar. Capaz de mejorar la productividad y la rentabilidad de las empresas, a la vez que libera a los trabajadores de tareas tediosas y les permite sacarle más partido a su talento en tareas que son más valiosas y promueven su desarrollo a nivel profesional y personal. Pero pasamos por alto un beneficio adicional de la tecnología: su capacidad para convertirse en una fuente de bienestar para quienes trabajan.

Por eso, nos ha parecido interesante abordar en profundidad las diferentes maneras en las que la tecnología puede ayudarnos hoy por hoy a mitigar el estrés laboral.

Tabla de contenidos

La formación en habilidades digitales como primer paso 

No vamos a ignorar el hecho de que el rápido avance tecnológico que hemos vivido en los últimos años se ha convertido en una fuente de ansiedad para muchas personas. Que notan que se van quedando atrás en competencias digitales y se sienten “amenazadas”, porque creen que una máquina o un software va a acabar haciendo su trabajo.

Por eso, el punto de partida es trabajar con esta fuente de estrés. Conseguir que los empleados vean en la tecnología a una aliada y no a una enemiga, y lograrlo requiere implicación tanto por parte de la empresa como de su plantilla.

El departamento de RRHH tiene que asumir ahora el importante reto de analizar las competencias digitales de los empleados y detectar cuáles son las carencias más habituales. A fin de poder ofrecer a los trabajadores una formación que les mantenga al día en cuanto al uso de la tecnología y les permita sentirse más seguros.

A medida que las personas avanzan en sus competencias digitales, se sienten más seguras cuando tienen que usar la tecnología. Vencen ese miedo del que hablábamos antes y, en consecuencia, se reducen los niveles de estrés.

Si a una persona que tiene unas buenas habilidades digitales le decimos que puede usar la tecnología para mejorar su bienestar mental, seguramente va a recibir esta idea de buen grado y va a mostrar interés en ver cómo puede utilizar esto en su beneficio.

La tecnología como fuente de flexibilidad laboral

Estamos acostumbrados a analizar lo que las empresas demandan a sus empleados en cuestiones como habilidades duras y blandas, pero debemos tener en cuenta que también los trabajadores tienen demandas hacia sus empleadores. En un entorno en el que atraer y retener el talento es cada vez más complicado, atender a estas demandas se está volviendo imprescindible.

Más allá de unas buenas condiciones salariales y de trabajo, la demanda más habitual de los trabajadores es poder contar con un cierto margen de flexibilidad. Porque es esta la que les permite conciliar su vida personal con la profesional. Y está más que demostrado que el bienestar de las personas se incrementa cuando disponen de tiempo para atender a sus responsabilidades familiares.

La flexibilidad laboral da lugar a:

  • Buenos niveles de conciliación que promueven la igualdad entre mujeres y hombres en el cuidado de la familia y la atención a las labores domésticas.
  • Empleados más contentos y fieles.
  • Mayores índices de productividad que se traducen en más beneficios para la empresa.

Está claro que la flexibilidad tiene muchas ventajas, y resulta que la tecnología es una herramienta muy útil a la hora de mejorarla. El ejemplo más claro es el teletrabajo.

Si una empresa tiene tecnología que permite a los miembros de su plantilla trabajar desde cualquier lugar, estará más dispuesta a abrirse al teletrabajo o, al menos, a una modalidad de trabajo híbrido.

Liberados de la obligación de acudir a la oficina todos los días, los empleados empiezan a sentirse mejor y con menos estrés. Porque tienen más tiempo para ellos y su familia, al ahorrarse los desplazamientos de ida y vuelta al lugar de trabajo.

Las herramientas de gestión del tiempo: imprescindibles en la actualidad

La capacidad para gestionar el tiempo es una habilidad blanda cuyo valor está en aumento. Porque influye en la productividad de las personas, así como en su bienestar mental.

Si alguien es capaz de organizar bien su jornada, entregará sus tareas a tiempo casi el 100% de las veces. Esto le evitará episodios de estrés asociados a plazos de entrega con los que no se puede cumplir.

Como otras habilidades blandas, esta se va adquiriendo a través de la experiencia, y se va mejorando poco a poco. Por suerte, la tecnología nos puede ayudar a avanzar más rápidamente en la materia.

Existen cientos de aplicaciones diferentes orientadas a la gestión del tiempo de trabajo:

  • Las que permiten hacer listas de tareas pendientes y establecer un orden de prioridades entre ellas.
  • Las que aplican un temporizador para conseguir lapsos de tiempo de dedicación total a una tarea.
  • Las que envían recordatorios sobre tareas pendientes.
  • Las que bloquean todo tipo de notificaciones durante un tiempo determinado para que nada rompa la concentración del trabajador.

La combinación entre ellas ayuda a los empleados a tener claro qué es lo que tienen que hacer, establecer plazos y administrar su carga de trabajo de una manera más efectiva. Como resultado, el trabajo va saliendo poco a poco, sin que llegue a surgir esa sensación de estrés abrumadora que lo único que consigue es llevar a la persona a sentirse mal emocionalmente, aumentar sus niveles de fatiga, e impedirle trabajar a un buen ritmo.

Aplicaciones de comunicación y colaboración en línea

En la actualidad, es habitual que quienes conforman un equipo de trabajo no desarrollen su labor desde un mismo espacio físico. Esto ayuda a mejorar la diversidad en los equipos, pero puede convertirse en una fuente de estrés.

Si la comunicación entre los compañeros es escasa o se ve dificultada, es posible que algunas personas no puedan avanzar en su trabajo al ritmo que desearían. Es entonces cuando la tecnología entra en juego.

Durante la pandemia todos aprendimos a utilizar herramientas de comunicación y colaboración en línea como Slack, Microsoft Teams o Zoom. Este tipo de aplicaciones se caracterizan porque son sencillas de utilizar, y permiten mantener un contacto directo con los compañeros.

Es posible realizar videollamadas, enviar mensajes de texto, compartir archivos, etc. De esta forma, la comunicación se vuelve mucho más rápida y fluida, haciendo que el trabajo en equipo sea más sencillo.

De hecho, el uso de este tipo de aplicaciones es recomendable incluso en aquellos casos en los que todos los componentes de un equipo de trabajo comparten una misma ubicación física, porque pueden aligerar mucho las comunicaciones.

En el caso de personas que están en modalidad teletrabajo, este tipo de aplicaciones tienen una ventaja añadida. Además de utilizarse para trabajar, también pueden emplearse para hacer reuniones más informales y potenciar el contacto personal entre los compañeros. Esto refuerza el sentimiento de pertenencia a la empresa, y palía el sentimiento de soledad y el estrés que puede estar asociado con trabajar a solas durante mucho tiempo.

Plataformas de bienestar

Las empresas suministran a sus empleados una gran cantidad de información y herramientas necesarias para su trabajo. Ahora bien, si queremos que cuidar de la salud mental de la plantilla deje de ser una mera aspiración y pase a ser una realidad, también habría que darle a los empleados herramientas e información que les ayuden a cuidarse a nivel físico y mental.

Por suerte, muchas empresas están cada vez más concienciadas sobre este tema y están dando pasos adelante. Una forma sencilla de hacerlo es permitiendo el acceso de los trabajadores a plataformas de bienestar.

Espacios en línea en los que es posible encontrar programas de ejercicio, asesoramiento nutricional, consejos para gestionar el tiempo de trabajo, técnicas de relajación y pautas para dormir mejor, entre otras cosas.

El objetivo es que los empleados adopten un estilo de vida más sano y aprendan tanto a prevenir el estrés como a tratarlo en aquellos casos en los que este se hace patente.

Yendo un poco más lejos, se puede facilitar el acceso a plataformas de mindfulness y meditación guiada. Estas suelen tener un coste, y hay que pagar una suscripción mensual. Cuota que puede pagar la empresa para que todos sus empleados accedan a unas prácticas que se ha comprobado que son muy efectivas a la hora de tratar el estrés y mejorar el bienestar.

Cuando una empresa invierte en formación en competencias digitales y en herramientas tecnológicas para que sus empleados se sientan mejor, está invirtiendo a la vez en mejorar su productividad. Porque una plantilla feliz, sana y satisfecha, es una plantilla que trabaja más y mejor.

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.