fbpx

+57 601 5898562

+56 2 2595 2851

+52 55 4161 3942

Selección de talento y cultura de felicidad, ¿podemos alinearlas?

Meta 150ct: ¿Cómo encajamos una cultura de felicidad corporativa en nuestros procesos de selección de personal? ¡Un recruiting feliz es más eficiente!

En un contexto laboral dinámico (que a veces hasta da un poquito de vértigo) en el que la rotación es el pan nuestro de cada día y el compromiso parece una utopía, el arma más poderosa para defendernos está en las fases de selección y reclutamiento. Pero ¿Qué estamos ofreciendo realmente “ahí fuera”? ¿Cuál es la estrategia que hay detrás? 

Si somos capaces de establecer una cultura corporativa centrada en la felicidad y perfilar nuestros procesos de selección de talento en consonancia con ella, tendremos mucho ganado en cuanto al compromiso, fidelización y rendimiento de nuestra gente. Vamos a darle una vuelta, ¿nos acompañas?

Tabla de contenidos

¡Aquí no se retiene a nadie!

Si le preguntas a cualquiera te dirá que en el meollo de los procesos de selección eficientes está la idea de elegir a la persona más adecuada para un determinado puesto de trabajo. Si le preguntas a alguien un poco más consciente, te dirá que no se trata tanto de elegir como de atraer, y que más que en un puesto determinado, esta persona debería “encajar” en la organización como un todo.

Ese alguien sabrá darte además la principal razón para ello: detrás del siempre temido (y costoso) fenómeno de la rotación laboral impera la falta de “sintonía” entre empleado y organización. Llegados a ese punto, ¿por qué íbamos a querer retener a alguien que no quiere estar? Cabe preguntarse, eso sí, por qué no quiere, qué ha fallado y cómo resolverlo.

Este pequeño matiz da cuenta de un importante cambio de paradigma en la selección y contratación de personal. El inbound recruiting parte de la idea de hacer la organización atractiva para el empleado potencial; eso no implica “un lavado de cara”, sino mostrar a las claras nuestra cultura organizacional, porque una cultura compartida es la clave de la fidelización de empleados.

La felicidad, ¿un criterio de selección?

Cuando buscamos talento pensamos en formación, experiencia, competencias, motivación… ¿Y en felicidad? Igual que es un error contratar basándonos exclusivamente en hard skills, también lo es olvidar el impacto decisivo del bienestar de los empleados en su compromiso y su rendimiento en la organización. Simplificando la ecuación: empleados felices = mejores resultados.

Vamos a dar por supuesto que ya tenemos interiorizado que los buenos resultados económicos (y la cultura organizativa que hay detrás) empiezan en los procesos de reclutamiento. Pues deberíamos tener claro que, para ser real y efectiva, la felicidad debe ser parte integra de nuestra cultura corporativa. Esto pasa necesariamente por incorporar la noción de felicidad laboral a los procesos de selección.

¿Qué hacemos, preguntamos a los candidatos si son felices o si quieren serlo? No, se trata más bien de…

  • Hacer que la felicidad sea parte de nuestro propósito. Esta felicidad “profunda”, eudaimónica, la buscamos en personas que quieran hacer cosas “con sentido” (asumir una responsabilidad social, superarse, realizarse, etc.).
  • Prestar especial atención a los aspectos emocionales de la vida profesional. Sabemos que hay que cuidar la salud mental y potenciar la inteligencia emocional; si encontramos a personas que lo tengan igual de claro, ¡fenomenal!
  • Plantear una estrategia centrada en el cuidado de las personas, a sabiendas de que son nuestro capital más importante. O sea, alinear lo que puede esperar el candidato y lo que puede ofrecer la organización.

¿No son asuntos que deberíamos plantear claramente en los procesos de selección, y desde luego en la entrevista a los candidatos?

La felicidad en la entrevista: algunas preguntas para evaluar nuestra afinidad

Hablando de la entrevista, el momento clave para evaluar la afinidad entre la organización y el candidato, podemos incluir algunas preguntas que nos ayuden a constatar si estamos ante el talento adecuado

  • ¿Cómo sería tu día de trabajo ideal?
  • ¿Qué factores cuentan más en tu satisfacción como profesional?
  • ¿Te consideras más un explorador, un organizador o un “solucionador”?
  • ¿Qué sentimientos te genera el puesto de trabajo al que aspiras?
  • ¿Qué aspectos del equilibrio personal-laboral son importantes para ti?
  • ¿Cómo gestionas tus emociones en un equipo de trabajo?
  • ¿Qué papel ocupa el trabajo en tu vida vista como un todo?
  • ¿Cuáles son tus expectativas laborales a medio y largo plazo?
  • ¿Cuáles son tus propósitos no profesionales, sino vitales?
  • ¿Qué te hace ser feliz en el trabajo?

Esto nos permitirá averiguar si las expectativas en cuanto a bienestar están en sintonía (para evitar decepciones o que la relación se vea truncada prematuramente).

Cómo comunicar la cultura de felicidad en el proceso de selección (y después)

Pero claro, no basta con integrar nuestra cultura de felicidad en nuestros procesos de selección; también tiene que saberse y notarse para que la experiencia del candidato sea realmente atractiva y positiva. Es decir, debemos ser capaces de proyectar una imagen de marca empleadora proactiva en cuanto a bienestar laboral se refiere.

Esto supone, a nuestro modo de ver, la puesta en marcha de varios mecanismos

  • En primer lugar está la transparencia, fundamental para empezar a generar confianza desde el minuto cero. Por ejemplo, unas jornadas de puertas abiertas, presenciales o virtuales, ayudan a demostrar asertividad y un talante inclusivo.
  • Si puedes, implica a la plantilla. Son tus mejores embajadores de marca empleadora para correr la voz y dar testimonio de cómo se trabaja aquí y el valor real que damos a la felicidad en el trabajo.
  • Cuando elabores el mensaje que te represente, parte de la honestidad y la humildad con nociones como “no somos los mejores, pero creemos en lo que hacemos” o “no prometemos la luna y damos lo que prometemos”.

Por último, pero igualmente crucial (en especial con el peso del mundo digital en el contexto laboral actual), es contar con herramientas de comunicación eficientes y saber manejarlas bien. Plataformas de recruiting, sitio web corporativo y presencia en redes sociales, aplicaciones específicas, software de comunicación… Todo ayuda.

Selecciona un talento que te haga feliz…

Y céntrate en hacer feliz a tu talento. Sí, ¡es un caso de manual de círculo virtuoso!

By: Happyforce

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.