Cómo evaluar eficazmente las competencias de un candidato durante la entrevista

Tabla de contenidos

Encontrar el perfil que mejor se ajusta para una vacante es una de las principales misiones del departamento de Recursos Humanos. Todas las empresas buscan a alguien con talento, experiencia y ganas de seguir creciendo.  Pero, ¿cómo acertar con la elección?, evaluando las competencias durante entrevista.

 

La clave reside en conocer todas las competencias que necesita un puesto determinado y en saber identificarlas cuando estamos frente a un candidato. Por ello, el primer paso será evaluar las competencias para definir el perfil del candidato ideal, y luego seleccionar los currículos más adecuados. Este paso previo a la entrevista evitará muchos errores en el futuro y reducirá los costes.

 

Cada puesto de trabajo requiere de unos determinados conocimientos técnicos y de unas habilidades concretas. Las habilidades técnicas son más fáciles de detectar, ya que suele venir recogida en el currículo (formación académica o experiencia profesional). Pero detectar si el candidato cuenta con todas las competencias para el puesto es más complejo de estimar. Por ello, evaluando las competencias previo a la entrevista será de mucha ayuda y así luego analizar las competencias, fortalezas y debilidades de los aspirantes.

 

¿Qué son las competencias laborales?

Se denomina competencias en el mundo laboral a las capacidades de una persona para desempeñar una tarea determinada utilizando sus habilidades, conocimientos y actitudes.

 

Las competencias laborales responden a los conocimientos teóricos, habilidades (saber hacer), destrezas (saber estar) y actitudes (querer hacer) que una persona desarrolla para realizar de manera adecuada una actividad laboral.

¿Qué son las fortalezas y las debilidades?

Se conocen como fortalezas a las habilidades, competencias o aptitudes positivas del candidato que lo hacen óptimo para el puesto al que aspira. Por el contrario, se consideran debilidades aquellas competencias que pueden perjudicar en el ejercicio del trabajo, o incluso de la propia empresa.

 

Las fortalezas y debilidades que un reclutador debe evaluar están relacionadas con el ámbito laboral principalmente, aunque también afectan algunas relacionadas con rasgos más personales del candidato. Los factores a analizarán serán:

  • Deberá ir en línea con la filosofía de cada empresa. La sinceridad o la disciplina son algunos de los valores más demandados.
  • Personalidad del candidato. Ayudará a saber si encaja con el equipo de trabajo.
  • Experiencia profesional. El modo en el entrevistado habla de sus experiencias pasadas y su posición en la empresa puede ofrecer información relevante sobre sus fortalezas y debilidades.
  • Formación y conocimientos técnicos. Será determinante en función de los requerimientos del puesto, pero es recomendable valorar la opción de proporcionar cursos especializados o de ofrecer formación bonificada, antes de descartar un perfil.
  • Conocer las motivaciones del candidato mejorará el ambiente laboral y la productividad del equipo.
  • Habilidades interpersonales. Algunas de las más buscadas por los reclutado son: la escucha activa, una mentalidad colaborativa, una comunicación verbal clara o una actitud positiva.

¿Qué es una entrevista por competencias?

Para evaluar que el entrevistado cuenta con las competencias que el puesto de trabajo requiere, los reclutadores recurren al modelo de entrevista por competencias. Esta metodología, cada vez más habitual, se diferencia de la entrevista tradicional centrada en la formación y experiencia, en que se valora al candidato no sólo por sus habilidades, sino por el potencial para desarrollarlas y aplicarlas en un entorno laboral.

 

La entrevista por competencias o basada en competencias también se conoce como entrevista estructurada, conductual o situacional. Consiste en evaluar al candidato cara a cara, bien de manera presencial o virtualmente, desde el enfoque de las habilidades o competencias.

 

¿Qué se evalúa en una entrevista por competencias?

El foco de una entrevista por competencia son las habilidades, los conocimientos y las actitudes para desempeñar un determinado puesto de trabajo. Por ello su estructura es más sistemática y cada pregunta apunta a una habilidad necesaria para el trabajo. Estos son algunos de los elementos más evaluados en las entrevistas:

  • Facilidad para aprender
  • Capacidad de trabajo en equipo
  • La determinación y liderazgo
  • El compromiso con el trabajo
  • Capacidad para tomar decisiones
  • Resolución de conflictos
  • Aporte a los objetivos de la empresa
  • Dotes organizativas
  • Habilidades comunicativas
  • Resiliencia y adaptabilidad
  • Creatividad y flexibilidad

¿Cómo elaborar la entrevista según los tipos de competencias?

A la hora de preparar la entrevista de reclutamiento, combinar las preguntas convencionales sobre la formación y experiencia con otras más profundas ayudará a extraer las habilidades desarrolladas y potenciales, los logros del pasado, y vislumbrar cuáles pueden ser las debilidades y las fortalezas.

El tiempo recomendado de una entrevista por competencias dura aproximadamente unos 30 minutos. Es fundamental escoger las preguntas previamente pensando en las competencias que se necesitan para el puesto, y elegir las preguntas que esclarecen esas competencias: conjunto de habilidades, destrezas, conocimientos y cómo se ha desarrollado estas competencias.

Para conocer lo que el candidato puede ofrecer, se elaborarán una serie de preguntas en función de las competencias requeridas para el puesto.

Las 5 competencias más demandadas:

1. Competencias individuales

Suelen iniciar las entrevistas por competencias, con la finalidad de analizar el conocimiento, la flexibilidad, la independencia o la integridad personal. Un ejemplo de pregunta es “Cuéntame algún momento de crisis laboral o de crítica hacia tu trabajo y cómo conseguiste solucionarlo”.

 

2. Competencias de liderazgo

Para comprobar las capacidades de liderazgo, pensamiento estratégico y gestión de proyectos de un candidato, un ejemplo de preguntas es ¿Cuál es la mayor responsabilidad que te han delegado en un trabajo? ¿Cómo te sentiste al asumirla? ¿Qué resultado obtuviste?

 

3. Competencias motivacionales

Con la finalidad de conocer las motivaciones, la iniciativa y la orientación a los resultados del candidato, un ejemplo de pregunta puede ser: “¿Cuál ha sido tu mayor logro laboral? ¿Por qué consideras que ese es el más importante?”.

 

4. Competencias analíticas

Unas de las preguntas más frecuentes para saber más sobre el aprendizaje práctico, la capacidad de análisis y resolución de conflictos del entrevistados son: “Explica un momento difícil en el que supiste cambiar el enfoque y solucionar el problema”.

 

5. Competencias interpersonales

Son las que determinan las habilidades sociales y de trabajo en equipo. Un ejemplo de pregunta es: “Describa un logro que consiguiera a través de su esfuerzo y del trabajo en equipo”.

 

En definitiva, un puesto de trabajo requiere mucho más allá que unas habilidades técnicas, al igual que un candidato es mucho más que un currículo. Por ello es importante evaluar todas las competencias y contar con profesionales expertos en procesos de selección para extraer y analizar los factores que serán determinante para un proceso de selección de éxito.