fbpx

+57 601 5898562

+56 2 2595 2851

+52 55 4161 3942

El rol de la Inteligencia Artificial en la gestión de Recursos Humanos en 2024

La Inteligencia Artificial (IA) es el fenómeno tecnológico más importante que hemos visto en las últimas décadas, y tiene el potencial suficiente como para seguir sorprendiéndonos de cara al futuro.

Se trata de algo tan novedoso que genera un cierto temor entre las personas y las empresas, e incluso ha despertado preocupación entre los gobiernos. No en vano, ya se está hablando de cómo limitarla, y la Unión Europea se convertirá pronto en el primer territorio en tener una regulación propia en esta materia.

Es cierto que nos plantea muchos retos e inquietudes, pero también es una herramienta que nos puede hacer la vida un poco más fácil dentro y fuera del trabajo. Así que no está de más no perderla de vista e intentar sacarle el máximo partido posible, pero siempre de una forma ética.

Esta tecnología es tan versátil que la podemos aplicar en muchos campos, y la gestión de Recursos Humanos no supone una excepción. Veamos cómo va a estar presente en todo lo relativo a la administración de personal en las empresas a lo largo de este año 2024.

Tabla de contenidos

La IA será la gran aliada de los departamentos de RRHH

La automatización y el Big Data llevan ya algunos años revolucionando la forma de trabajar en el campo de la selección de personal. Estas tecnologías no han acabado con los puestos de trabajo de los especialistas en reclutamiento, sino que han conseguido hacer que su labor sea mucho más eficiente. Pues bien, esperamos que con la IA ocurra exactamente lo mismo. Que sea una herramienta que nos ayude a avanzar y a darle mayor calidad y valor a la labor que se lleva a cabo en el departamento de Recursos Humanos.

Va a resultar clave para realizar la planificación de puestos de trabajo, para la selección, así como para agilizar y hacer más efectivo el proceso onboarding

Selección de personal y contratación

Si hay una labor crítica dentro de la gestión de personal, esa es sin duda la selección y la contratación. Porque de ella depende en gran medida el éxito a medio y largo plazo de la organización. Y es que es vital para poder contar con una plantilla bien capacitada y productiva.

La IA está resultando ser una herramienta muy útil para agilizar los procesos de reclutamiento y selección. Gracias a ella, es posible analizar rápidamente una gran cantidad de currículums, identificando patrones y correlaciones que resultan relevantes.

Esto ayuda a los reclutadores a hacer una primera criba, y asegurarse de que quienes avanzan dentro del proceso de selección se adaptan bien a las características generales del perfil que se está buscando.

Al automatizar la etapa inicial del proceso de selección, los profesionales de RRHH se pueden centrar en aspectos mucho más importantes como la evaluación de las habilidades blandas o la alineación cultural entre los candidatos y la empresa. 

Además, al dejar en “manos” de la Inteligencia Artificial el primer cribado de currículums, se reduce de forma notable la presencia de los sesgos inconscientes que llevan a discriminar o sobrevalorar a determinados candidatos en base a cuestiones y cualidades no objetivas.

Proceso de onboarding

Un proceso de selección exitoso no acaba con la contratación, porque necesitamos asegurarnos de que esta haya sido realmente efectiva y se produzca una buena adaptación empleado-empresa, y para ello está el proceso de onboarding.

De cara a este año, la Inteligencia Artificial va a ganar peso dentro del procedimiento de bienvenida a los nuevos miembros de la plantilla. 

Un claro ejemplo es la implementación de chatbots basados en IA, que ya están agilizando el proceso de orientación inicial. Estas herramientas aportan información a los empleados recién contratados sobre las políticas internas, los protocolos de seguridad, y todo aquello que necesitan saber para conocer bien la organización en la que han entrado y la forma en que tienen que llevar a cabo su trabajo.

A través de estos chatbots los empleados pueden resolver sus dudas de una manera rápida y eficiente. Sin necesidad de esperar a que su tutor u otros colegas puedan atenderles. Como resultado, las personas recién contratadas se adaptan de forma mucho más rápida a la empresa y se vuelven plenamente eficientes en un lapso de tiempo más breve al que es habitual cuando el proceso de onboarding no usa tecnología.

Además, en el caso de las empresas, el uso de IA dentro de este proceso de adaptación también les permite conocer de primera mano y en tiempo real cómo avanza el nuevo empleado. De esta forma, si se advierte cualquier ineficiencia, se puede actuar rápidamente para solucionar los problemas.

Análisis predictivo de retención de talento

Retener el talento es algo esencial para las empresas, de ahí que muchas de ellas estén interesadas en hacer un análisis predictivo para anticipar y abordar de forma proactiva la pérdida de los trabajadores más talentosos.

A lo largo de este 2024, vamos a ver cómo las organizaciones recurren cada vez más a la IA para hacer este tipo de análisis. Porque sus algoritmos avanzados evalúan rápidamente patrones y tendencias que ayudan a detectar que un trabajador podría estar considerando dejar su puesto de trabajo. Por ejemplo, si se está ausentando del trabajo cada vez con más frecuencia, o si su nivel de desempeño ha bajado sin una causa objetiva que lo justifique.

La Inteligencia Artificial no solo puede utilizarse para detectar estos indicadores, sino que también resulta de utilidad para tomar medidas. Porque puede analizar el problema y proponer a los encargados de la gestión de RRHH diferentes soluciones que ayuden a retener el talento.

El objetivo es que las empresas puedan pasar a la acción para intentar retener el talento, en lugar de limitarse a lo que han hecho hasta ahora, que es reaccionar una vez que la rotación de personal ya se ha producido y uno o varios empleados talentosos han abandonado la organización.

Medir la gestión del desempeño

Gestionar el desempeño de los empleados y buscar fórmulas de mejora del rendimiento es esencial para el éxito de la organización. En este sentido, la integración de la Inteligencia Artificial está suponiendo ya toda una revolución en la forma en la que las empresas evalúan, retroalimentan a sus empleados y fomentan el desarrollo de su personal.

La IA trabaja de forma objetiva, y esto le permite medir el desempeño de una persona de manera más precisa, centrada únicamente en el análisis de unos datos clave. Esto permite evaluar el nivel de productividad, pero también otros indicadores de rendimiento como la calidad del trabajo. Proporcionando así una visión más completa que la que proporciona un análisis basado en factores subjetivos.

Por otra lado, la Inteligencia Artificial es capaz de mejorar la retroalimentación que reciben los empleados. Dado que ella analiza su rendimiento de forma automática, también puede darles consejos o sugerencias de mejora.

Además, los informes de desempeño elaborados con ayuda de esta tecnología, son muy útiles para identificar fortalezas y debilidades en los miembros de la plantilla y diseñar planes de formación bien adaptados a las necesidades del equipo y de la organización. Esto también puede tener mucha importancia a la hora de gestionar la carrera profesional de los empleados.

Personalización de beneficios y recompensas

En alguna ocasión ya hemos analizado la importancia que tiene el reconocimiento a los empleados a efectos de su motivación. Pero ocurre que no todas las personas reaccionan igual ante una misma recompensa, y es que todos somos diferentes.

Mientras que para un empleado puede ser una fuente de motivación recibir una felicitación pública de parte de su jefe delante de sus compañeros, otro quizá necesite algo más material, aunque no se trate específicamente de dinero. 

Recompensar y reconocer es necesario, pero no siempre es fácil hacerlo bien y, por eso, una de las tendencias en gestión de RRHH para este año es utilizar la IA en este campo.

Adoptando las restricciones necesarias para proteger la intimidad de los empleados, es posible analizar sus perfiles y conocerlos un poco mejor. A fin de saber cuáles son sus preferencias y poder ofrecerles beneficios personalizados cuando llegue la hora de compensarlos por el esfuerzo realizado.

Para ello, el algoritmo tiene en cuenta cuestiones como la edad, la composición familiar, y hasta el estado civil. Dando como resultado programas de beneficios que se adaptan mucho mejor a los gustos, preferencias y necesidades de cada miembro de la plantilla. Por ejemplo, un empleado con hijos puede valorar mucho que la empresa le pague a él y a su familia un seguro de salud privado, mientras que un empleado más joven y ambicioso podría recibir con más ilusión un programa de formación que le ayude en el desarrollo de su carrera. 

La presencia cada vez mayor de la Inteligencia Artificial dentro del campo de los Recursos Humanos va a ser una de las tendencias de este año. Esta tecnología ha llegado para quedarse, y su papel en las diferentes áreas de gestión de la empresa seguirá aumentando a lo largo del tiempo. En el caso concreto de los RRHH, ya hemos visto que puede ser de especial utilidad tanto para las empresas como para el bienestar de sus empleados, así que es hora de empezar a sacarle partido.

un comentario

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.