fbpx

+57 601 5898562

+56 2 2595 2851

+52 55 4161 3942

+34 919 49 63 32

El futuro de la diversidad e inclusión en el sector IT

El sector IT, o de la tecnología de la información, ha experimentado una fuerte evolución en los últimos años, y no solo a nivel técnico. Uno de los ajustes más importantes que se han producido ha sido la llegada al mismo de colectivos que, hasta hace no demasiado tiempo, estaban excluidos. Y esto plantea una serie de retos tanto a la hora de avanzar en la diversidad como de conseguir la inclusión.

En sus inicios, la industria de IT estaba dominada en su mayoría por hombres blancos, con una clara subrepresentación de las mujeres y las minorías étnicas tanto en los roles técnicos como en los de liderazgo.

Pero, a medida que el sector ha ido madurando, y que han evolucionado las teorías de Recursos Humanos que hablan sobre la importancia de la diversidad en el lugar de trabajo, la presencia de minorías empieza a ser cada vez más común. De hecho, en los últimos años se han desarrollado a nivel global campañas para atraer a la industria IT a mujeres y a las etnias menos presentes. 

Muchas empresas han adoptado ya políticas de contratación inclusiva, y se han planteado como reto alcanzar objetivos de diversidad y equidad. Para ello, han puesto en marcha diferentes medidas como la capacitación a su personal de RRHH en materia de sesgos inconscientes.

Aún queda mucho trabajo por hacer, pero los avances han sido bastante significativos. Veamos con más detalle cuál es el panorama que tiene por delante este sector para llegar a ser todo lo inclusivo que debería ser.

Tabla de contenidos

La diversidad como clave de la innovación

El sector tecnológico avanza a una velocidad de vértigo. Las empresas no quieren quedarse atrás con respecto a sus competidoras y, para eso, tienen que potenciar todo lo posible sus procesos de innovación. Y resulta que, para lograrlo, la diversidad puede ser la clave.

Variedad de perspectivas y experiencias

Buscar nuevas ideas y soluciones resulta más complicado en un entorno en el que todos los perfiles profesionales son homogéneos. Si todos o casi todos los miembros de la plantilla tienen experiencias vitales y laborales muy semejantes, existe el riesgo de que exista un bloqueo creativo.

Por el contrario, cuando las plantillas están conformadas por personas de diferente género, etnia, origen cultural, edad, etc., hay una mayor gama de perspectivas y enfoques, lo cual permite encontrar soluciones creativas de forma más rápida y sencilla.

Cuando personas con diferentes puntos de vista y enfoques tienen que trabajar juntas, dialogan, debaten, y exploran nuevas formas de pensar que pueden dar lugar a interesantes innovaciones.

Creatividad y pensamiento divergente

En un entorno en el que todo el mundo piensa más o menos igual, plantear una idea divergente puede suponer un riesgo que muchos empleados no están dispuestos a correr. Así, aunque alguien tenga una buena propuesta, es posible que esta se acabe perdiendo.

Este es un fenómeno que no sucede en los ambientes de trabajo diversos que ya se están generando en el sector IT. Como cada miembro del equipo tiene diferentes puntos de vista y ha vivido diferentes experiencias, todos están más abiertos a recibir nuevas ideas. Así, desaparece el miedo a plantear propuestas disruptivas y se consigue avanzar.

Mejora del proceso de toma de decisiones

El equipo de trabajo diverso trabaja y colabora en conjunto, pero no tiene el pensamiento “colmena” que es típico en los grupos de trabajo conformados por personas con un perfil muy homogéneo. Ahora resulta especialmente interesante a la hora de tomar decisiones.

Los equipos diversos debaten las ideas y realizan un análisis completo de las opciones disponibles para intentar llegar a un acuerdo. Esto permite tener más información sobre cada propuesta, conocer sus pros y sus contras y, en consecuencia, poder tomar decisiones de una manera más informada y efectiva.

Identificación de oportunidades de mercado

Cada persona se identifica más con las personas del colectivo al que pertenece, y esto hace que conozca mejor sus necesidades y preferencias. 

Esto, aplicado al ámbito comercial, tiene mucha importancia. Porque un grupo de trabajo heterogéneo es capaz de desarrollar productos adaptados a una mayor variedad de clientes y usuarios que uno menos diverso.

La inclusión, el gran reto

Crear equipos de trabajo diversos es fácil una vez que se vencen barreras como los sesgos inconscientes. Pero la diversidad también implica retos que hay que saber tratar porque, de lo contrario, los equipos formados por diferentes perfiles personales y profesionales no van a funcionar.

En el caso del sector IT, la diversidad es todavía algo muy reciente, por lo que el principal reto de cara al futuro es conseguir una buena integración. 

El primer paso es crear una cultura organizacional inclusiva. Que permita que todos los empleados se sientan valorados, respetados y apoyados, con independencia de cuestiones como su origen, su género, su edad, su orientación sexual, su discapacidad, etc.

Para llegar a este punto es necesario convertir la inclusión en un valor real dentro de la cultura de la empresa, y poner en práctica políticas y práticas tendentes a acabar con la discriminación.

La inclusión se debe apoyar a todos los niveles. No basta con tener equipos de técnicos formados por perfiles heterogéneos y bien integrados entre sí. Hay que dar un paso más y promover la diversidad también en los puestos de liderazgo. 

Una buena forma de lograrlo es incluyendo en los programas de desarrollo de liderazgo a personas que pertenecen a grupos subrepresentados. Dentro de la organización debe existir una verdadera igualdad de oportunidades, de manera que cualquier miembro de la plantilla tenga la oportunidad de crecer profesionalmente.

Lo que hace falta es, en definitiva, que las empresas tengan un verdadero compromiso con la inclusión. Y estén dispuestas a trabajar para hacer frente a las barreras y desafíos que tienen que enfrentar en el sector IT los grupos subrepresentados.

Iniciativas y mejores prácticas de diversidad e inclusión en el sector IT

La diversidad y la inclusión son un reto que las empresas deben empezar a abordar en el momento actual. Una buena forma de avanzar hacia este objetivo es poner en marcha algunas buenas prácticas que ya han demostrado ser efectivas.

Programas de diversificación de la fuerza laboral

Se centran en ampliar el alcance de la contracción, de manera que en los procesos de selección participen un mayor número de personas de diferentes orígenes, géneros y culturas. Porque, cuanta más heterogeneidad exista entre los aspirantes, más sencillo resultará vencer los sesgos inconscientes en la selección y más diversa se irá volviendo la plantilla de forma natural.

Para lograrlo, se pueden poner en marcha programas específicos o buscar talento fuera de los canales habituales.

Una de las pioneras en los programas de diversificación de la fuerza laboral ha sido Google, que a través de su programa “Grow with Google” ofrece programas de formación en habilidades digitales para personas de diferentes orígenes.

Entrenamiento sobre sesgos inconscientes

Conseguir una plantilla diversa solo es posible si los encargados de la selección dejan a un lado los sesgos inconscientes. Para llegar a este punto hay que recibir formación e información sobre este tema.

Además, es necesario implementar métodos de selección que eviten que ciertas condiciones personales del aspirante puedan influir en que avance o no dentro del proceso de reclutamiento.

En Facebook, hace tiempo que ofrecen a todos los miembros de la plantilla formación sobre sesgos inconscientes. Así han conseguido una contratación de perfiles más heterogéneos y una mayor inclusión de todos los empleados.

Grupos de recursos para empleados

En un futuro ideal no tendremos que hablar de cómo fomentar la diversidad en el sector IT, porque esta ya será una realidad consolidada. Pero, por el momento, pertenecer a una minoría en un espacio de trabajo con cierta homogeneidad, puede ser complicado.

Una forma de solucionar este problema es que las empresas potencien los grupos de recursos para empleados pertenecientes a diferentes colectivos. De forma que estos puedan organizar eventos y actividades de sensibilización.

En Microsoft hay diferentes programas de este tipo como “Women at Microsoft” o “Blacks at Microsoft”, y a través de ellos están consiguiendo muy buenos resultados a la hora de promover la diversidad y la inclusión, no solo en la empresa sino en la industria tecnológica en general.

Inclusión en el diseño de productos y servicios

Es importante que los productos y servicios que llegan al mercado sean lo más inclusivos y accesibles posibles. De forma que todas las personas puedan hacer uso de los mismos. Para que esto sea posible, es fundamental que haya diversidad en el proceso de diseño y desarrollo.

Un buen ejemplo es el de Apple. La empresa no solo ha potenciado la contratación de personas con discapacidad, sino que se ha comprometido a que sus productos sean más accesibles para personas con discapacidades.

Este tipo de políticas contribuyen a crear entornos de trabajo más diversos, inclusivos y equitativos, y ese es el objetivo. Porque solo así se puede conseguir que personas pertenecientes a diferentes minorías tengan interés en trabajar en el sector IT. Algo que, como hemos visto, puede enriquecer mucho a esta industria.

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.