fbpx

+57 601 5898562

+56 2 2595 2851

+52 55 4161 3942

+34 919 49 63 32

Cómo afrontar los retos de la contratación en un mercado globalizado

En un mundo globalizado e interconectado, en el que el trabajo en remoto es una realidad accesible para millones de personas y empresas, podría parecer que encontrar y contratar talento se ha vuelto mucho más fácil. Pero no es así. Porque este nuevo escenario laboral plantea una serie de retos a los que no todas las organizaciones son capaces de hacer frente.

La clave para superarlos y poder crear una plantilla diversa y talentosa, está en conocerlos más a fondo y adoptar medidas efectivas que ayuden a solventar estos obstáculos.

Tabla de contenidos

Búsqueda global de talento

Hasta hace no mucho tiempo, las empresas solo se planteaban contratar empleados fuera de su país de origen cuando estaban llevando a cabo un proceso de internacionalización. Sin embargo, gracias a la tecnología, hoy en día cualquier entidad, por pequeña que sea, puede tener empleados ubicados en cualquier parte del globo terrestre.

Por ejemplo, una empresa ubicada en Cádiz puede tener en plantilla o contratado como asesor externo a un especialista en ciberseguridad que reside en Berlín.

En un momento en el que encontrar el talento adecuado para cubrir ciertos puestos de trabajo se ha vuelto complicado, la posibilidad de poder buscar trabajadores en cualquier lugar del mundo, y que estos puedan integrarse en la plantilla sin necesidad de desplazarse, es una gran ventaja. Pero también supone un reto.

Existen barreras al desarrollo de la búsqueda global de talento, como el desconocimiento sobre las fuentes en las que se pueden buscar candidatos o la diferencia de idiomas y las diferencias culturales.

Este reto se puede abordar de diferentes maneras:

  • Estableciendo presencia global en plataformas de reclutamiento en línea y redes sociales, con el fin de llegar a un público más internacional. Redes profesionales como LinkedIn pueden resultar de gran ayuda en este aspecto.
  • Desarrollando programas de referidos de empleados que recompensen a aquellos trabajadores que puedan recomendar para un puesto a candidatos cualificados. Quizá a la empresa le cueste localizar talento a nivel global, pero puede que alguno de sus empleados conozca a la persona idónea para cubrir la vacante. ¿Por qué no aprovechar esta circunstancia?
  • Colaborar con agencias de reclutamiento especializadas en la contratación internacional. Un poco de ayuda especializada nunca viene mal si se desea acceder a un pool más amplio de talentos.
  • Ofrecer oportunidades de trabajo remoto. Los candidatos de otros países pueden estar más interesados en aceptar una oferta de empleo si saben que esto no implica una mudanza internacional. 

Gestión de la diversidad cultural

La globalización trae consigo un incremento de la diversidad cultural en la sociedad, algo que ya se deja notar en las organizaciones.

Los equipos de trabajo diversos son más eficientes que aquellos que reúnen perfiles más homogéneos. Porque las diferentes capacidades y formas de ver la vida de sus integrantes permiten hallar soluciones más efectivas para los problemas. Sin embargo, la diversidad cultural también puede hacer surgir conflictos por la falta de comprensión de ciertas conductas, los malentendidos y la falta o la deficiente comunicación.

Para gestionar la diversidad cultural en la empresa de una forma efectiva, se pueden poner en práctica estrategias como estas:

  • Dar a los empleados formación en diversidad e inclusión, con el fin de promover la comprensión y el respeto mutuo.
  • Fomentar una comunicación transparente y abierta entre todos los miembros del equipo. Porque esto permite construir relaciones sólidas que disminuyen la aparición de conflictos y permiten una solución rápida en caso de que estos lleguen a existir.
  • Implementar programas de mentoría intercultural que emparejen a empleados procedentes de diferentes culturas. Esta sencilla medida ayuda a mejorar el aprendizaje y entendimiento mutuo, facilitando la integración.
  • Celebrar y reconocer las diversas tradiciones culturales dentro de la empresa, a través de eventos y programas de sensibilización.

Cumplimiento legal

El cumplimiento normativo y la burocracia son un obstáculo para el avance de las empresas en todos los lugares del mundo. Si bien las normas son necesarias, cuando la legislación es muy compleja e impone la obligación de realizar numerosos trámites, hasta la tarea más sencilla se vuelve complicada. Algo que es todavía peor cuando la empresa tiene que realizar una contratación fuera de su lugar de origen.

Incumplir la normativa sobre contratación o fiscalidad de los empleados contratados en el extranjero, puede dar lugar a la imposición de sanciones por parte de las autoridades competentes. Para que esto no ocurra, es importante tomar medidas preventivas como estas:

  • Contratar especialistas en Derecho laboral internacional que puedan aportar orientación y asesoramiento sobre cómo debe ser la contratación en otros países. Lo ideal es contar con un jurista del país de origen del empleado contratado, porque este es el que mejor conoce la normativa laboral aplicable.
  • Realizar auditorías periódicas para evaluar que se cumplen las leyes y la regulación de todas aquellas ubicaciones en las que se tienen empleados. Por ejemplo, puede que la ley de un país obligue a las empresas con teletrabajadores a abonar el importe de parte de los recibos de suministros de la vivienda como la luz y el agua, mientras que en otro estado quizá sea obligatorio que haya más de una pausa durante la jornada laboral.
  • Establecer políticas y procedimientos de actuación claros y consistentes para todas las operaciones de la empresa, con independencia del lugar en el que se lleven a cabo.
  • Mantenerse al día sobre posibles cambios en la legislación laboral aplicable a las relaciones laborales que están en vigor. Adaptando las políticas y prácticas de la empresa en consecuencia.

Conseguir la integración entre personas que hablan diferentes lenguas puede llegar a ser complicado. Con frecuencia se recurre al inglés como lengua para las comunicaciones. Pero el hecho de que todas las partes en comunicación estén hablando en un idioma que no es su lengua materna, puede acabar generando malentendidos. Porque más allá de una comprensión idiomática, para una buena comunicación hace falta una buena comprensión cultural.

Las empresas que abordan este reto pueden intentar solucionarlo con alternativas como estas:

  • Ofrecer cursos de idiomas y capacitación en competencias interculturales. Es interesante que todos los empleados puedan tener nociones de la lengua materna del resto de sus compañeros, y conozcan un poco más a fondo la cultura de su país.
  • Fomentar la creación de grupos de afinidad o redes de empleados que compartan la misma cultura o idioma, para que se sientan más conectados. Pero sin que esto llegue a generar la creación de grupos que no se relacionan entre sí. 
  • Designar mentores para los empleados recién llegados de culturas diferentes, que se encarguen de ofrecer orientación y apoyo durante el proceso de adaptación cultural y lingüística.

Coordinación de horarios y husos horarios 

Cuando en una empresa hay empleados trabajando en diferentes partes del mundo, la gestión de los horarios supone todo un desafío. Especialmente si las personas se encuentran en regiones con husos horarios diferentes.

Las soluciones pueden pasar por:

  • Establecer horarios de trabajo flexibles que permitan a los empleados de diferentes zonas horarias desarrollar su jornada de acuerdo con el huso horario local. Coordinando las reuniones y videoconferencias en un horario que pueda ser conveniente para todos.
  • Implementar herramientas de colaboración en línea que faciliten la comunicación asincrónica, como correos electrónicos, chats y plataformas colaborativas.

Ventajas de la contratación en un mercado globalizado

Captar, contratar y retener el talento en un entorno globalizado no es fácil. Pero merece la pena realizar esfuerzos de adaptación como lo que hemos visto. Porque contar con empleados de diferentes partes del mundo, que trabajen desde su lugar de origen o se muden para hacer hacer un trabajo presencial, tiene interesantes ventajas:

  • Permite acceder a un pool de talentos diverso y altamente cualificado.
  • Aporta a las empresas la flexibilidad que necesitan para adaptarse a situaciones de cambio en el mercado y aprovechar oportunidades emergentes en diferentes lugares del mundo.
  • Puede ayudar a reducir los costes laborales y aumentar la rentabilidad.
  • La diversidad en la plantilla brinda a la empresa más resiliencia y le permite beneficiarse de una mayor pluralidad de ideas, perspectivas y enfoques.

Si las empresas son capaces de superar los retos y aprovechar de forma estratégica estas ventajas, pueden fortalecer su posición competitiva y alcanzar el éxito en un mercado que tiende cada vez más hacia la globalización.

Deja un comentario



Etiquetas populares


Publicaciones recientes


RESERVA TU DEMO

Ahora puedes probar nuestra demo antes de contratar el servicio. Así podrás descubrir todo el potencial de nuestro software.