El Smart Working y el camino hacia el éxito en la conciliación laboral y familiar

Tabla de contenidos

Hablar sobre conciliación está a la orden del día, tras la crisis producida por el COVID-19, el confinamiento y un ligero repunte de la natalidad. Se encuentran sobre la mesa las numerosas dificultades que presentan muchas personas para lograr un equilibrio entre su vida familiar y laboral y como el smart working ha sido un alivio para ellos.

 

La gestión del capital humano en estos tiempos complejos ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias con la mayor agilidad. El camino hacia una buena conciliación entre la vida laboral y familiar para las empresas se sustenta en la flexibilidad, el bienestar y la tecnología, los 3 pilares del Smart Working, la nueva tendencia de trabajo.

¿Qué es la conciliación laboral y familiar?

Hablamos de una óptima conciliación entre vida laboral y personal cuando las personas trabajadoras pueden compatibilizar con éxito su faceta profesional con la personal en el sentido más amplio. Lo que incluye cubrir necesidades familiares, personales e individuales.

 

Un reciente estudio revela que actualmente la conciliación cumple un papel fundamental a la hora de cambiar de puesto de trabajo. Según los datos trabajados por la consultora Nexian, el 44,5% de los encuestados afirmaban que compaginar los diferentes hábitos de sus vidas (laboral, familiar, personal) es un factor imprescindible para sentir motivación en el desempeño de su trabajo.

 

Además, las medidas de conciliación entre vida laboral y personal están consideradas como salario emocional de los empleados. Se trata de aquella retribución no monetaria que la empresa ofrece a los trabajadores para fomentar su desarrollo y bienestar psicológico. Nutriendo la relación laboral.

La importancia de la conciliación para el bienestar y la igualdad laboral

El bienestar laboral se ha convertido en una prioridad para las empresas. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística de España, casi un 45% de los trabajadores y empresarios sufren estrés de forma habitual en el trabajo.

 

Controlar y reducir estas cifras implica un gran paso para la propia empresa y su relación con el trabajador. Esto repercute tanto en términos económicos como en la conexión entre ambos.

 

Como han demostrado numerosos estudios, el compromiso y la satisfacción del empleado aumenta cuando se atiende sus necesidades. Para equilibrar la vida profesional con la personal derivadas de una buena conciliación.

 

Con el bienestar del empleado, además, aumenta su eficiencia, productividad en las tareas y mejora su relación con la empresa. Por el contrario, una mala situación aumenta el estrés, la frustración, la desigualdad y la búsqueda de un nuevo empleo.

 

Desde 2019, España cuenta con una normativa para regular y fomentar la conciliación laboral y familiar (Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo) con el fin de eliminar la brecha salarial, ofreciendo medidas necesarias para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres.

 

En el ámbito familiar, el aumento progresivo de las semanas de permiso de paternidad en los últimos años en España, hasta igualar las 16 semanas del permiso de maternidad, y la regulación de medidas que fomentan la conciliación, se ha afianzado esta tendencia hacia la conciliación, que todavía cuenta con mucho camino por recorrer.

 

A pesar de los avances, los últimos datos oficiales sobre conciliación en España, publicados a finales de 2020 por el Ministerio de Igualdad, reflejan que el 94% de los trabajadores que pidieron reducciones de jornada para hacer frente al cuidado de hijos o mayores fueron mujeres, recayendo en ellas el peso de las tareas domésticas.

 

El modelo de organización familiar basado en la corresponsabilidad entre mujeres y hombres de las tareas familiares y domésticas es el destino deseado. Para llegar a él, la colaboración de las empresas se dibuja como el mejor de los impulsos.

Smart working: La tecnología al servicio de la flexibilidad 

La tecnología ha tenido un papel fundamental en la adaptación a la nueva normalidad. El smart working es una tendencia de organización empresarial que consiste en aprovechar las posibilidades que nos brinda la tecnología a la hora de potenciar la conciliación. Se trata de desarrollar una nueva forma de trabajar, que ayude a los empleados a encontrar esa combinación perfecta entre vida laboral y personal.

 

La flexibilidad, el teletrabajo y la tecnología son los tres pilares de esta nueva tendencia, cuyo principio fundamental es la confianza en el empleado. Las empresas que ya están llevando a cabo estos planes de trabajo ponen a disposición de su plantilla todas las herramientas digitales necesarias para llevar a cabo el trabajo desde cualquier lugar y en cualquier momento.

 

Esta nueva toma de conciencia de las diferentes realidades que conviven en una misma empresa además de favorecer la conciliación. Impulsa la productividad, la motivación y fomenta la cultura corporativa.

¿Qué medidas pueden implementar las empresas para favorecer la conciliación?

 

Ofrecer un horario flexible, la posibilidad de teletrabajo o la regulación de la media salarial para evitar la discriminación por sexos. Son algunas de las medidas que favorecen el bienestar y equilibrio entre el ámbito laboral y personal.

 

Fomentar una cultura corporativa de flexibilización ayuda a estrechar lazos con los empleados y mejora su bienestar. Estas son las propuestas:

 

  • El trabajo telemático, pilar del Smart Working 

Tras un año dónde el teletrabajo se ha convertido en una necesidad que ha salvado a millones de empresas. Se han creado nuevas dinámicas, herramientas y tecnología que hacen del trabajo a distancia una modalidad efectiva que facilita el equilibrio entre el ámbito personal y laboral.

 

  • Asesoramiento en permisos de paternidad y maternidad.

Contar con un óptimo servicio de RRHH especializado en asesoría sobre los permisos de paternidad y maternidad.

 

  • Servicio de guarderías.

Las grandes empresas cada vez más cuentan con espacios privados para acoger a los hijos de sus empleados. Un beneficio social que facilita la conciliación, mejora considerablemente la motivación del empleado y ayuda a reducir el absentismo.

 

  • Seguro de salud para empleados y familiares.

El seguro médico es el beneficio social más valorado por los empleados. Ya que supone un ahorro en tiempo y en trámites que influye en el aumento de la productividad.

 

  • Facilidades para la jornada intensiva.  

La flexibilidad a la hora de desempeñar la jornada es una forma más compatible con el resto de obligaciones sin recurrir a la reducción de la jornada laboral. Contar con una franja horario de entrada y salida o concentrar la jornada en la banda horaria de 8h a 3h es un paso más para la conciliación.

Beneficios de contribuir a la conciliación para las empresas

La conciliación, además de contribuir a una sociedad más igualitaria. También es beneficiosa para la estrategia de las empresas en el aprovechamiento de su capital social y humano, y en la consecución de beneficios.

Las empresas que favorecen la conciliación cuentan con:

 

  • Una plantilla motivada y satisfecha.

Cuando los empleados sienten sus necesidades cubiertas mejora exponencialmente el ambiente laboral y aumenta la productividad del equipo.

 

  • Retención y atracción del mejor talento.

Una mayor satisfacción de los empleados facilita que el talento profesional y ya formado con todo el conocimiento de la empresa permanezca en su puesto y actúe de reclamo a otros perfiles cualificados.

 

  • Reducción de los índices de absentismo laboral y la rotación de plantilla.

Una buena política de conciliación permite un ahorro en gasto de personal al reducir los costes de los procesos de reclutamiento o formaciones. Gracias a la satisfacción de los empleados.

 

  • Una buena reputación externa.

La mejor imagen de una empresa es la felicidad de sus empleados, que influye en el prestigio de la empresa y resulta más atractivo para la consecución de nuevos clientes.

 

  • Mejora en la gestión de los recursos humanos.

Al reducir los conflictos laborales internos derivados del estrés o la frustración, mejora el clima laboral, aumenta el rendimiento y la gestión y planificación del tiempo.

 

El departamento de RRHH cumple un papel fundamental en pro de la conciliación familiar y personal. Diseñar nuevos planes de desarrollo del trabajo e implementar medidas para la conciliación es la dirección que deben tomar las empresas para lograr una buena conciliación laboral y familiar.

 

La experiencia de los últimos meses ha demostrado que, con ayuda de la tecnología, el modelo híbrido o de teletrabajo se ha convertido en una respuesta altamente beneficiosa para la conciliación familiar y personal de los empleados.

 

Desde el área de gestión de capital humano se debe conocer y atender a las diferentes necesidades tanto físicas como psicológicas que presente el equipo esté donde esté. Ya que esto repercutirá en el bienestar general.