¿Cómo ha cambiado el proceso de contratación en el nuevo mundo virtual?

Tabla de contenidos

Es justo decir que el 2020 sacudió el reclutamiento, junto con la mayoría de los otros sectores, acelerados por la pandemia de COVID-19, los cambios en los proceso de contratación que se esperaba que llevaran años se han producido en solo unos meses.

Pero ahora que estamos casi a la mitad del 2021, es probable qué estos cambios se mantengan. Por necesidad, muchos empleados se vieron obligados a trabajar desde casa durante la mayor parte del año pasado.

Esta necesidad ha creado nuevas oportunidades, y muchas empresas se han dado cuenta de que los negocios pueden continuar sin importar donde se encuentren sus equipos. Ahora, muchas organizaciones están adoptando un enfoque cada vez más híbrido del lugar de trabajo.

Pero, ¿qué significa este cambio en el futuro de la contratación? En resumen, digitalización.

1. El auge del trabajo híbrido:

Gracias a la pandemia, el proceso de contratación tradicional ha cambiado. A día de hoy los reclutadores luchan por adaptarse a la contratación en remoto, lo que significa que el reclutamiento virtual no va a ninguna parte.

El año pasado, muchas empresas adoptaron un enfoque desordenado para la contratación, intentando llenar apresuradamente las lagunas de talento en estado de pánico.

Sin embargo, las soluciones de contratación digital, como las evaluaciones en línea, no deben verse a corto plazo solo para la era COVID-19.

En cambio, deberían formar parte de una estrategia de contratación a largo plazo. El reclutamiento virtual requiere tanto cuidado y atención como las opciones de contratación tradicionales, y la retención siempre debe ser una de las principales prioridades.

El costo de una mala contratación es monumental, por lo que es esencial conseguir una buena contratación a la primera.

Con el trabajo híbrido en aumento, muchas empresas ahora también están ampliando la red al reclutar nuevas contrataciones.

Como resultado, los reclutadores deben adoptar tecnologías de contratación como la IA para mejorar el proceso de reclutamiento y la eficiencia al seleccionar.

Por ejemplo, los algoritmos y la IA pueden automatizar el proceso de selección de CV para garantizar que se responda a todos los candidatos e incluso programar entrevistas.

Los candidatos esperan una experiencia más fluida al postularse en línea, y en 2021, no hay excusas para procesos de postulación torpes o no volver a los candidatos.

Sin embargo, a pesar de los avances en tecnología, es vital mantener la contratación personal. La atención a los candidatos genera una fuerza laboral duradera, razón por la cual un proceso de contratación eficaz debe incluir personas en ambos extremos.

En lugar de reemplazar la conexión humana, la IA debería complementar el proceso de contratación filtrando los datos de forma rápida, transparente y sin errores.

2. Evaluación y selección de talentos en pantalla:

Aunque la contratación ha cambiado durante el último año, el proceso en sí sigue los mismos pasos, pero con mejoras para garantizar la contratación virtual.

Las redes sociales y los portales empleo en línea han desempeñado durante mucho tiempo un papel crucial en la búsqueda de candidatos y serán fundamentales en el reclutamiento remoto.

Para puestos de alto nivel que pueden no ser publicitados debido a la sensibilidad, se pueden usar plataformas de redes sociales para buscar talentos, combinando sus conexiones y experiencia para buscar los mejores candidatos.

Dado que ahora es menos probable que nunca que los nuevos empleados interactúen con los reclutadores antes de la incorporación. El reclutamiento posterior a 2020 también debe poder evaluar y seleccionar talentos de manera efectiva a distancia.

Como resultado, existe una creciente demanda de evaluaciones psicométricas y de aptitud en línea como herramientas de contratación. 

Al contratar en remoto, es importante traducir la cultura y los valores de la organización en pruebas para determinar si un candidato se adaptará a la empresa.

Incluso con los avances en la tecnología, este proceso de selección puede llevar tiempo y requiere mucha atención para garantizar que solo se presenten los mejores candidatos al puesto.

3. El último obstáculo

Con la contratación remota convirtiéndose en la norma, podemos esperar que las entrevistas de trabajo en persona se conviertan en una etapa posterior del proceso de contratación cuando tanto el reclutador como el candidato estén seguros de que el puesto es adecuado.

Por lo tanto, es vital para los reclutadores maximizar las nuevas herramientas de evaluación disponibles para facilitar el reclutamiento virtual.

A diferencia de las entrevistas telefónicas o por correo electrónico, las entrevistas en video brindan al reclutador una perspectiva más completa de los candidatos potenciales. 

Con la videoconferencia ahora ampliamente aceptada, la interacción aún se puede personalizar y utilizar para establecer una conexión. Dado que las entrevistas digitales no implican viajes, también son más fáciles de programar.

Además, el tiempo de todos es valioso, desde la perspectiva de un candidato, es mucho más fácil encontrar tiempo para una entrevista virtual, lo que significa que pueden adaptarse a la disponibilidad.

4. Llevando el proceso de contratación más lejos

Para garantizar la calidad de las nuevas contrataciones, es imperativo que las organizaciones se tomen el tiempo para adaptar el proceso de contratación a la nueva forma de trabajar más digital.

Pero, ¿por qué detenerse una vez que los nuevos empleados han aceptado la oferta de trabajo? 

Para retener a los candidatos, se deben realizar los mismos esfuerzos en la adquisición de talento después de la contratación como en el proceso de incorporación previo a la contratación.

Cuando se realiza correctamente, el reclutamiento remoto no solo puedes ahorrar tiempo, reducir los costos de contratación y brindar oportunidades para ampliar el grupo de candidatos. También puede garantizar que las empresas RETENGAN al personal.

Después de todo, ¿no es eso de lo que se trata el buen reclutamiento?