Sesgo inconsciente en la contratación: ¿cómo podemos eliminarlo?

Se habla mucho sobre la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo. En la actualidad las empresas intentan deshacerse de cualquier forma de discriminación y del sesgo inconsciente en sus procesos de contratación. Algunos de ellos buscan atraer a diversos candidatos, por ejemplo, aplicando métodos de selección de CV a ciegas u organizando jornadas profesionales totalmente inclusivas para todos. 

 

Pero, ¿qué sucede cuando la decisión final de contratación se ve influenciada por un sesgo inconsciente? ¿Podrías estar sesgado sin darte cuenta?

 

La ciencia dice que sí. Nuestras mentes toman decisiones intuitivamente, antes de que nos demos cuenta. La investigación también lo demuestra; no somos inmunes al sesgo implícito. Nos gusta pensar que los argumentos lógicos impulsan nuestra toma de decisiones, pero de hecho hay una actividad inconsciente dentro de nuestro cerebro que afecta nuestros juicios y decisiones. Y esto también incluye las decisiones de contratación.

 

¿Qué significa el sesgo inconsciente en el reclutamiento?

En el proceso de contratación, se produce un sesgo inconsciente cuando se forma una opinión sobre los candidatos basándose únicamente en las primeras impresiones. O cuando se prefiere a un candidato sobre otro simplemente porque el primero parece alguien con quien pasar el rato fácilmente fuera del trabajo.

 

Incluso en las primeras etapas de contratación, la imagen del CV de un candidato, su nombre o su ciudad natal podrían influir en su opinión más de lo que se cree. En resumen, el sesgo inconsciente influye en su decisión, ya sea positiva o negativamente, utilizando criterios irrelevantes para el trabajo.

 

Sin embargo, ¿es realmente inconsciente?

En diferentes estudios se ha observado que los prejuicios no siempre ocurren de manera inconsciente. Tendemos a hacer suposiciones basadas en lo que creemos que sabemos, en base a nuestros antecedentes, con base en nuestras preferencias personales. Y luego, actuamos sobre estos supuestos.

 

Pero, ¿es necesariamente algo malo optar por personas que encajen con tu cultura? ¿O personas con las que se cree que la empresa y sus equipos se llevarán bien? Aveces si y aveces no.

 

El sesgo inconsciente en realidad está costando dinero y talento. Las decisiones de contratación sesgadas dan como resultado equipos menos diversos. Y una menor diversidad obstaculiza la productividad de su empresa. 

 

En Hirint, no solo estamos tratando de reducir el sesgo inconsciente en la contratación en el momento de seleccionar candidatos; si no buscamos ir más atrás y reducir este sesgo en el lugar donde encuentras el talento, especialmente cuando la escasez de talento y las brechas de habilidades dan como resultado un grupo de candidatos menos que óptimo para una vacante de trabajo.

 

Por lo tanto, no solo buscamos diversificar los equipos, sino también diversificar su proceso de contratación: cuando indagamos en una red más amplia y exploramos nuevas fuentes de candidatos, acercaos a personas que ya tienen las habilidades adecuadas, pero que no lograron en sus canales de contratación por utilizar su estrategia habitual.

Entonces, ¿cómo eliminar los prejuicios inconscientes del proceso de contratación?

 

  1. Debemos ser conscientes de nuestros prejuicios. Es posible que no podamos deshacernos de ellos por completo, pero es importante crear conciencia y ayudar a las personas a pensar de manera más consciente al tomar decisiones de contratación.

  1. El sesgo podría estar en todas partes, sobre todo el sesgo inconsciente en el reclutamiento es común durante la fase de selección del currículum. Aquí es cuando avanzamos o rechazamos a los solicitantes en función de lo cerca que estén de nuestra imagen del candidato perfecto.

 

Pero ese no es el único paso del proceso de contratación en el que deberíamos buscar sesgos inconscientes. Incluso cuando decidamos hacer avanzar a un candidato a pesar de la persistente sensación de que no es del todo adecuado para el puesto, esa impresión inicial nos seguirá, o nos perseguirá, en realidad, durante todo el proceso de contratación y es probable que lo descalifiquemos en un momento. etapa posterior.

 

Para identificar posibles sesgos, debemos analizar cada paso de todo el ciclo de contratación, desde las técnicas de marketing de contratación que aplicamos hasta el momento en que incorporamos a las personas.

 

Para comprender realmente dónde están sus prejuicios, se debe monitorear su proceso de reclutamiento de manera continua, recopilar datos e identificar dónde están los problemas.

 

  • El papel de la tecnología en el aumento de la diversidad

La tecnología puede aumentar las tasas de finalización y recopilar más datos (mucho más centrados) cuando se incorporan a las fases de solicitud previa y aplicación del proceso de reclutamiento.

 

Existen herramientas que ocultan las fotografías de los solicitantes. O herramientas que publiquen automáticamente sus anuncios de empleo en varios lugares, ampliando el alcance y llegando a más candidatos en los » lugares más improbables «. Una de las últimas tendencias también es hacer que partes del proceso de contratación sean anónimas.

 

  • Combatir la raíz del sesgo inconsciente en la contratación

La implementación de tecnología ayudará muchísimo en nuestro proceso libre de sesgos pero también debemos pensar en cómo podemos mejorarnos nosotros mismos. Ya que este no es un problema que la tecnología pudiera solucionar.

 

Eliminar los prejuicios inconscientes no es independiente de los objetivos comerciales generales de tu empresa. Se debe considerar lo que deseas lograr y cómo llegar allí.

 

Las empresas realmente necesitan pensar en cómo evalúan a las personas a través de los procesos. ¿Cuáles son las habilidades, experiencia, competencias que realmente necesitamos en este trabajo?’ Y, si todos tuviéramos la mente abierta acerca de dónde podríamos ir y obtener esas competencias, podríamos encontrar que empleamos a personas muy diferentes, a las personas que tenemos.

 

Las sociedades son diversas, por lo que los prejuicios inconscientes en la contratación podrían sabotear silenciosamente el esfuerzo por construir lugares de trabajo igualmente diversos.

¿Realmente podemos deshacernos de nuestros prejuicios?

Ha habido algunas iniciativas excelentes de empresas que intentan construir entornos de trabajo más inclusivos a nivel mundial. También ha habido varias organizaciones y comunidades que apoyan activamente a las minorías en el lugar de trabajo. Incluso ha habido personas que se dedican a incrementar la diversidad dentro de su empresa pero todos estos esfuerzos no garantizan que seremos completamente imparciales. 

 

Existe un sesgo inconsciente incluso si realmente buscamos una mayor diversidad en nuestro proceso de contratación. Sin embargo, siempre podemos comenzar por tratar de comprender de dónde provienen los prejuicios y cómo afectan nuestras decisiones de contratación; es posible que no podamos descartar completamente nuestro prejuicio inconsciente, pero, en última instancia, seremos más conscientes de ello cuando suceda.

 

Gracias a Hirint este sesgo se puede eliminar en un 90% por lo que junto a nosotros se podrá mejorar la selección de personal, nuestros algoritmos no conocen de género, raza ni edad, permitiendo de esta manera tomar decisiones objetivas.

 

Nosotros te ayudamos a detectar el verdadero talento a través de las competencias y capacidades de aprendizaje de los candidatos y el ajuste que tienen con puestos concretos de su organización. 

 

Y tú… ¿Eres consciente de estos sesgos al realizar un proceso de selección? ¿Te gustaría eliminar los sesgos de tus procesos de selección? Desde Hirint te ayudamos a disminuir los sesgos y por lo tanto aumentar la diversidad en tu empresa, reserva tu demos AQUÍ