Fin del home office e inicio de nuevas estrategias para los equipos


En la actualidad, época post pandemia, las compañías ofrecen más compensaciones no remunerativas que antes. Como pueden ser el home office, capacitaciones, creación de nuevas estrategias y flexibilidad para sus equipos.

 

La disminución en los casos de Covid y la progresiva apertura de actividades. Todo esto lleva a las organizaciones a analizar cuáles serán aquellos aspectos organizacionales que surgieron como excepción durante la pandemia y que se mantendrán, por lo menos, en el mediano y largo plazo.

 

En materia de capital humano. Los beneficios que se les ofrece a nuestros empleados son uno de los temas En donde es posible ver una importante cantidad de cambios. Entre lo que había hasta marzo del 2020 y lo que se está dando en la actualidad.

 

Estrategias y flexibilidad para los equipos

Según un estudio antes de la pandemia, el 43% de las empresas tenía una estrategia de beneficios orientada a complementar salarios, el 39% a retener al talento dentro de la empresa y el 35% atraer a algunos perfiles en particular.

 

En este sentido, los sectores mas utilizados para implementar esta estrategia estaban concentrados en ofrecer un prepago. Facilitar la formación profesional a través de capacitaciones y disponer de flexibilidad horaria. Ya sabemos que la pandemia modificó la estrategia y los ámbitos utilizados para llevarla adelante.

 

Ahora la mayor preocupación está centrada en los colaboradores, que estos puedan lograr un mayor equilibrio entre sus ocupaciones personales y el empleo. Lo cual explica que la flexibilidad horaria concentra la preferencia de más de la mitad de las empresas. Y que el home office figure como un beneficio entre ocho de cada diez empresas.

 

Impulsadas por los cambios en el mercado laboral, entre un 70% y un 80% de las empresas tuvo que modificar sus estrategias de beneficios. En donde el rol principal dentro de aquellas que ofrecen servicios pasó de ser la de atraer empleados a retenerlos. En tanto que entre las empresas que ofrecen productos pasó de complementar salarios a equilibrar la vida laboral con la personal.

 

Se anticipa que puede que sea posible que las propuestas de beneficios vuelvan a modificarse un poco con la vuelta a la normalidad. Para así ajustarse a la nueva realidad, pero algunos elementos como la flexibilidad y el home office permanecerán como un elemento diferencial para muchas organizaciones.

 

Durante la pandemia, muchas empresas lanzan nuevas ideas de beneficios no monetarios que son apreciados por los trabajadores. Con el tiempo se verá qué resulta más conveniente para los trabajadores y para las empresas.