7 consejos para ayudar a los empleados agotados

Empleados agotados

El agotamiento de los empleados es un problema real, por eso te traemos 7 consejos para ayudar a los empleados agotados. Según la Organización Mundial de la Salud, recientemente dijo que el agotamiento de los empleados consta de tres cosas:

  • Sensaciones de agotamiento o falta de energía.
  • Distancia mental creciente del trabajo de un empleado o sentimientos negativos hacia el trabajo.
  • Reducción de la eficiencia o productividad profesional.

Puede que pienses que tener empleados agotados solo se ve en empresas muy grandes y que exigen demasiado a sus trabajadores y no los dejan descansar.

Sin embargo, una encuesta realizada por Gallup  encontró que el 23% de los empleados agotados a menudo o siempre, mientras que el 44% se sentían cansados a veces, si lo sumamos tendremos alrededor del 70% de sus empleados luchando con este problema.

No olvides que si no hay un sentido de equipo o un objetivo único, tal vez algunos empleados están trabajando más que otros, o algunos si son tratados injustamente, el agotamiento es inminente.

En otras palabras, no se trata solo de la cantidad de trabajo, sino de la experiencia y las emociones que rodean ese trabajo. El agotamiento emocional y mental son una parte crucial de la ecuación de de los empleados agotados y pueden activarse con algo más que una carga de trabajo medible.

Como ayudar a los empleados agotados:

1. Sé serio acerca de la salud mental

Cada vez más vemos problemas de salud mental que surgen en las empresas, y los resultados a veces impactantes de personas cuya salud mental ha sido ignorada y degradada. Debemos tomarte en serio la salud mental de nuestros empleados.

Hay varias formas de mantener la salud mental de los empleados como una prioridad sin ser invasivos:

  • Utilice un sistema de clasificación emocional, por ejemplo, una escala del uno al diez, esto puede ser más fácil para algunos empleados que hablar de detalles. Puede utilizar un sistema de clasificación, ya sea anónimo o no, para determinar el estado emocional de su fuerza laboral. Los resultados de un sistema de este tipo te ayudarán a saber dónde se necesita mejorar.
  • Hable sobre la salud mental con todo el equipo, esto puede evitar problemas y situaciones incómodas.
  • Sea confidencial y privado.  Algunos empleados pueden sentirse abiertos y cómodos hablando con usted sobre su salud mental. ¡Pero siempre siempre mantén la confidencialidad de lo que hablen!.
  • Enséñeles a sus empleados cómo estar mentalmente sanos, haz que la salud mental tan importante como todo lo demás. Enseña a tus empleados cómo lidiar con problemas personales, laborales, con el estrés y otros temas de salud mental. Trae profesionales en el área para que le enseñen a tu equipo estas cosas y ofrezca consultas con ellos.
  • Aprenda a detectar problemas de salud mental.  Si bien no se puede esperar que leas mentes o actúes como un profesional de la salud mental, puedes aprender a detectar algunos problemas. Los gerentes deben estar capacitados sobre qué buscar en los empleados que puedan necesitar ayuda.

Depresión, ansiedad, miedo, ira: todos estos son devastadores para el empleado individual y para el lugar de trabajo. El agotamiento de los empleados está directamente relacionado con la salud mental.

2. Ofrece recompensas que funcionen contra el agotamiento:

Las recompensas suelen encantar a todos, pero esta puede no ser motivadora para todos o generar presión continua de trabajar más para obtener dicho premio, generando agotamiento.

Si todas las ventajas y las recompensas se basan en el desempeño, coloca a los empleados en un camino de agotamiento.

Algunas recompensas deberían existir simplemente porque las personas importan, no solo por lo que pueden hacer.

Ya sea que se trate de una tarjeta de regalo, tiempo de descanso adicional, algunas horas de vacaciones pagadas adicionales o tan simple como que recojas su trabajo al final de un turno para que puedan irse temprano, o bocadillos increíbles en la sala de descanso, para que una persona sepa que tiene valor.

Este es un mundo que hace que tus empleados cuestionen su valía, las recompensas por desempeño están bien, pero, apuesta por premios genuinos y sinceros para que se sientan valorados.

Software de evaluación de competencias

3. Modera tu entusiasmo final al programar los horarios o tareas:

Tienes un negocio que dirigir y clientes que satisfacer, eso se entiende. Es fácil poner eso como lo  más importante y crear condiciones que quemen a los empleados.

Tómate las cosas con calma en la programación de turnos o tareas. Comunícalo lo antes posible para que los empleados no estén cargados con una gran cantidad de estrés a último momento.

4. Considere las obligaciones de los empleados fuera del trabajo:

Probablemente sepa cómo valorar y respetar la vida personal y el tiempo de sus empleados. Eso se te ha inculcado a lo largo de los años. Así que considera valorar los otros trabajos que el empleado tiene que hacer fuera, ya sea un segundo trabajo o las responsabilidades del hogar.

Se considerado, si bien el otro trabajo nunca debe entrar en conflicto o interferir con lo que le paga a un empleado por hacer, tenga en cuenta que hacer malabares con varios trabajos para llegar a fin de mes crea una sensación de depresión, desesperanza y cansancio.

Habla con tu empleado, descubre cómo puedes trabajar con ellos en esa situación y aclara lo que esperas de ellos, pero también hazles saber lo que no les está exigiendo.

5.Haz que las metas estén disponibles para todos:

Algunos trabajos brindan a los empleados la oportunidad de ascender a un puesto más alto, pero algunos otros son “trabajos sin salida”, no tienen ninguna posibilidad de avanzar.

Evidentemente, no es posible crear trabajos en los que todos tengan la oportunidad de ser promovidos, pero se pueden crear metas para cumplir esas necesidades de tener una razón para trabajar, más allá de ganar dinero, por ejemplo:

  • Objetivos monetarios
  • Cursos de formación extra y diferente a lo que hacen para que puedan evolucionar:
  • Metas de microposiciones: oficial de seguridad de turno, por ejemplo

6. Controla la cultura del lugar de trabajo

Algunos de los problemas de salud mental y emocional que están involucrados en el agotamiento de los empleados tienen que ver con una cultura de trabajo deficiente. Si bien se pueden establecer algunos aspectos culturales, considera las áreas que puedes cambiar fácilmente.

  • Reduce la presión del tiempo y el ritmo siempre que sea posible.
  • Asegúrese de que la administración sea de las primeras en comunicarse con los empleados.
  • Verifica la carga de trabajo que se espera de cada empleado. Tal vez necesites contratar más personal en lugar de presumir de las largas horas que dedican sus empleados.
  • Establecer expectativas y roles, puedes pensar que una cultura libre de definición y delineación es excelente, pero muchos empleados prefieren tener pautas en las que trabajar. Las pautas eliminan el miedo y la preocupación por no estar seguros de lo que se espera. Proporcionan estabilidad y reducen los conflictos.

Si las personas no están seguras de lo que deberían hacer, cuánto deberían hacer y si pueden tomar un descanso necesario sin descarrilar a todos, tu cultura no esta funcionando bien.

En conclusión…

El agotamiento de los empleados proviene de algo más que demasiado trabajo, ocurre cuando los trabajadores están cansados, preocupados, estresados, deprimidos, molestos, se sienten atrapados, temerosos o carecen de un sentido de comunidad donde otros están trabajando igual de duro junto a ellos.

En otras palabras, el agotamiento de los empleados no tiene una solución sencilla, pero debe solucionarlo si desea reducir la rotación de empleados, el ausentismo laboral o la mala experiencia del cliente.